Select Page

Bienaventuradas y Bienaventurados

BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS

Café Magdalena, somos el fruto de nuestra historia

El 1 de abril de 1501, el español Rodrígo de Bastidas comunicó a occidente con su hallazgo, de la existencia de un gran río que llamó Río Grande de la Magdalena (Denominado por los nativos como Yuma en su Parte alta, Arli en su parte media y Guacahayo en su parte baja) y al sitio de la desembocadura lo llamó Bocas de Ceniza, por el contraste de colores entre el azul del mar Caribe y las aguas oscuras del río.